martes, 20 de septiembre de 2016

FEO, FUERTE Y FORMAL - LOQUILLO & TROGLODITAS


Con este disco, duodécimo del grupo, sí que comenzó realmente el nuevo siglo para Loquillo, y de qué manera. Jordi Vila volvía al grupo y un joven Igor Paskual que por aquel entonces (año 2001) contaba con 26 años se unía a los Troglos. A eso se le sumó la garantía que es tener a Jaime Stinus a la producción. No podía salir mal, y en efecto: el resultado fue un disco excelente de puro rock que le puede mirar a la cara a cimas de finales de los 80 como Mis Problemas Con Las Mujeres. El sonido era cojonudo, muy fresco y mostraba a una banda renovada y dispuesta a comerse el mundo. ¿La receta? Dosis de juventud, la elegancia de la madurez y las ganas y el hambre de siempre. Brillantes medios tiempos, otros temas más acelerados que nos dejan un disco rápido que no llega a los 40 minutos y nuevos himnos. Allá vamos:
Deportivo 7 es un sólido arranque en el que las virtudes de Igor enseguida salen a flote: riff adictivo directo al corazón. Compuesto junto al Loco es un pegadizo tema que nos engancha y se mete en vena de manera irremediable y anuncia que este no es un disco más: ha llegado para quedarse. Las Chicas Del Roxi es un rocanrol sucio original de Babylon Chat, el anterior grupo de Igor Paskual, y habla de chicas de club que "fuman, beben y hablan con los hombres". Sin duda pensado para el directo, la versión que aparece en el directo Hermanos De Sangre gana enteros respecto a esta de estudio sin ser en absoluto mala. Feo Fuerte y Formal es el gran single del disco, compuesto entre Loquillo y Carlos Segarra, y tuvo tanto éxito que se comió el resto del disco, que no por eso deja de ser brillante. No es álbum de un solo tema, en absoluto. Y los argumentos para ello, como los buenos discos, a base de canciones. Como en ese espectacular medio tiempo que es La Edad De Oro, único tema en el que aparece Jaime Stinus en los créditos de composición y que es una joya absoluta. Al igual que la canción anterior, esa gran versión que es Mi Calle que el Loco con esa voz tan característica suya se lleva la canción a donde quiere. Pero aún hay tiempo para más, y mejor: Soltando Lastre es en dura pugna con La Edad De Oro el mejor corte de todo el álbum, y quien lo haya escuchado sabe por qué. Maravilloso tema de Gabriel Sopeña y el propio Loquillo, que es una auténtica gozada para los sentidos. Vuelve el rock más puro con Territorios Libres, con otro furioso riff marca de la casa de Igor Paskual que nos deja uno de las canciones con más decibelios del LP, a la par que una letra sumamente sugerente: "mi patria son sus caderas, sus labios rojos mi bandera y mi destino escrito en su mirada, territorios libres". Para cerrar el disco, aparece una versión renovada (quizá en exceso) de Barcelona Ciudad, que carece de la sencillez de la que aparecía en El Ritmo Del Garaje casi 30 años antes pero que no pierde para nada y aguanta bien la comparación. Eso es sin duda uno de los puntos fuertes del Loco, como se pudo ver en ese disco junto a Nu Niles del pasado año titulado Código Rocker y en el cual las versiones de temas como Chanel Cocaína y Dom Perignon vencen y convencen, exactamente como este LP que está entre los básicos de Loquillo junto a los Trogloditas. 15 años después, sigue sonando tan fresco y canalla como entonces. Solo es rock and roll, pero nos gusta.

MIS DISCOS FAVORITOS DEL AÑO

Como digo siempre, ante posibles linchamientos esta lista no es “lo mejor” de este año. A mí, eso de “lo mejor de tal o cual” me suena a gr...